Once titular Santurtzi Balmaseda

Sábado, 17:30 horas | San Jorge, Santurtzi

Fase de Ascenso a 3ª RFEF, Jornada 07

CD SANTURTZI KE

60′ Jonan
70′ Cuevas

2 – 2

Balmaseda

recayendo en la misma piedra

Hay que mirar al pasado para no repetir los mismos errores en nuestro presente y futuro. Una frase que hemos leído y escuchado mil veces. Por desgracia, en el Santurtzi vamos a tener que seguir repitiéndola, hasta que logremos grabárnosla a fuego en nuestras cabezas. Porque la historia del sábado por la tarde en San Jorge ya la hemos visto demasiadas veces. Y no aprendemos. Los resultados en otros campos eran propicios para ganar y así depender de nosotros mismos, pero no. Un serio Balmaseda nos puso en apuros y logró llevarse un punto de nuestro césped.

¿Por qué se repite la historia? Repasemos el partido. Salimos con algo de caraja, la primera parte no damos una a derechas, el rival se adelanta, nos vamos al descanso con cara de tontos y en la segunda parte nos convertimos en un vendaval, convencidos de nuestro fútbol y de nuestras posibilidades para, en última instancia, pagar caro nuestra falta de pegada y no conseguir lograr lo que hubiera sido un merecido triunfo. Demasiadas primeras partes regaladas y demasiadas ocasiones falladas.

Si este equipo tiene hambre o no, si quiere o no, si se esfuerza o no, está fuera de toda duda. Que después de dar la vuelta al marcador y ponernos por delante nos hagan el tanto del empate en el rechace de un penalti más que dudoso y, después, terminen estos jugadores teniendo dos ocasiones claras en el tiempo de descuento lo dice todo. Quieren, lo intentan, se esfuerzan, saben cuál es el objetivo. La suerte, a veces, también forma parte del juego y esta vez nos fue esquiva.

Si la primera parte no podemos más que destacar el dominio y la comodidad de un Balmaseda, disfrutón ante un Santurtzi que no seguía el plan marcado por Pablo Palacio. Dudas, malas decisiones, nada parecía salir bien y, aún con todo, Cuevas vio como le anulaban un golazo de cabeza desde fuera del área. El línea levantó la bandera y no hubo más que decir. Ni VAR ni VOR. Lo bueno llegaría en la reanudación.

Pablo Palacio tuvo que poner las pilas a sus jugadores en el descanso. Tocaba espabilar y, si el día salía rana, al menos que no fuese por no intentarlo. La afición quiere el ascenso, como todos, pero sobretodo quiere ver a un equipo valiente, esforzado y que lo intenta hasta el final. Y eso sí se vio en la segunda mitad. Desde el minuto 46, con la primera llegada local, hasta el 99, el Santurtzi fue un torbellino ante un Balmaseda que bastante tenía con verlas venir.

En el minuto sesenta, tras varios avisos, un balón al segundo palo genera una segunda jugada y ahí aparece Jonan para mandar el balón al fondo de la red. El balón, tres rivales y el mismo. Poco faltó para que tirase la portería abajo. El empate, lo difícil, estaba hecho. Por delante media hora para conseguir el tanto de la victoria. Este llegaría por medio de Cuevas apenas diez minutos después. La mala noticia llegaría en forma de un penalti dudoso cometido por un Méndez que lo protestó vehementemente. Igartua haría una buena parada, sin embargo el rechazo le caía al propio lanzador encartado, que solo tuvo que empujarla a placer para hacer el empate.

A partir de ahí solo hubo un color en el campo, el morado. Las ocasiones, además de los goles, fueron numerosas en esta segunda mitad. Varela, Zatón, Aguiar, y hasta un debutante Lander Vaquero, futbolista del B que mostró buenas maneras y ofreció unos interesantes minutos. Sin embargo el balón no quiso entrar, nos faltó acierto y la decepción final fue mayúscula. Ahora sí, toca hacer una machada para lograr el ascenso. Nuestro principal objetivo, hoy, es llegar con opciones a la última jornada y, ojalá, dependiendo de nosotros mismos para ese último y agónico derbi ante el Dinamo en San Juan. Goazen Moreak.

Igartua; Adri (Zatón 70′), Méndez, Aranbarri, Kepa; Varela, Jonan (81′ Aguiar), Beñat, Romero; Jonmar (70′ Lander), Cuevas 

Méndez (37′), Cuevas (44′), Romero (44′), Pablo (54′) y Lander (90+’) vieron la cartulina amarilla. 

375 personas se dieron cita en San Jorge, disfrutando de un buen plan en plenas fiestas del pueblo.